¿Y si no hubiese existido el queso? - Queso y Recetas La Pasiega

¿Y si no hubiese existido el queso?

plato-vacio-flickr

Nunca os habéis parado a pensar ¿Qué sería de nosotros si no hubiese existido el queso? Me entran escalofríos solo de pensarlo, imaginaros la gastronomía italiana, sería desconocida para el mundo, porque quién iba a comer una pizza, una lasaña o un plato de pasta sin queso…

Y peor aún, dicen que los amores queridos son los más reñidos y quizás eso sea lo que nos pasa con nuestros vecinos franceses, y el vínculo que nos une está claro que es el queso (Zidane no va a durar toda la vida).

Pero todavía más perverso que que no hubiese existido el queso es plantearse; ¿Qué será de nosotros si alguna vez desaparece? Si no lo hemos conocido, no lo echaríamos de menos, la gastronomía carecería de parte de su encanto, seríamos un poco más infelices, pero podríamos vivir. Ahora bien, que nos lo quitasen, que se fundiese desapareciendo de nuestra mesa… nuestro corazón no lo soportaría, dicen que el Apocalipsis que se narra en la Biblia viene por este hecho, espero no conocerlo.

Me imagino viendo entrar a una pareja un sábado por la noche después de haber visto en el cine “Ratatouille el ratón infeliz” a uno de los restaurantes de moda en ese nuevo mundo, los de comida insulsa:

–          Manolo: Camarerooo!!

–          Camarero: ¿Qué desean ustedes para comer?

–          Manolo: Pues mira nos pones para picar unas patatas tres salsas.

Le interrumpe apenado el bueno del camarero.

–          Camarero apenado: Ya solo son dos salsas.

Manolo le mira asintiendo, comprendiendo, y no pudiendo evitar echar una mirada a su mujer María como queriendo guardar entre los tres unos segundos de solemnidad.

–          Manolo: Bueno pues que sean dos salsas, no se acaba el mundo.

No puede evitar torcer la boca en lo que pudiera parecer una sonrisa, exhala aire y en un gran acopio de valor Manolo sigue adelante.

–          Manolo: Una hamburguesa con Bacón y …, eeee bueno un bocadillo con jamón y …

–          María: Mira! la hamburguesa incompleta no parece estar tan mal o quizás una hamburguesa de tofu y soja.

–          Manolo: Ná! Mira un sándwich mixto y fuera. ¿Tu María?.

María suspira sacando toda su fuerza interior, es el eslabón fuerte no puede venirse abajo o su Manolo…

–          María: Mire sáquenos una pizza cualquiera.

El camarero les mira de forma trsite y sin saber que decir a esa pobre pareja, decide traerles las patatas dos salsas, el sándwich solo y la pizza.

La pareja infeliz mira la comida, no da crédito, unos trozos inertes carentes de toda vida… No pueden resistirlo y preguntan a la vez: ¿Qué es eso?

El camarero suspirando y viajando a otra época les responde compasivo:

Ya me gustaría…

Hay un refrán que dice; ‘con buen queso y mejor vino, más corto se hace el camino’, ¿cómo soportaríamos a partir de ese momento las horas de viaje? O cuando dijésemos fulanito está como un queso, ¿su significado cambiaría a fulanito está muerto?

Daros cuenta que todo el mundo nos engañaría ya que nuestros padres nunca nos podrían decir esa frase que encauza siempre nuestras vidas “Que no te la den con queso”.

El ser humano perdería el romanticismo por la confusión, si “uvas y queso saben a beso” ¿A qué saben ahora los besos?

La desaparición del queso conllevaría el cierre de numerosas empresas, no solo las lácteas también del sector cultural como los fabricantes del Trivial.

Pero en un mundo sin queso los humanos no serían los que peor parte correrían en un principio, un destino cruel espera a todos los ratones, por ende a los gatos, por ende a los perros, por ende no existiría Pluto, Mickey Mouse, Pinky, Tom y Jerry, Topoyiyo, Stuart Little, Milú, Snoopy, Scooby Doo, Garfield, El gato con botas, el ratoncito Perez… por ende los niños morirían de pena sin mascotas ni dibujos animados, por ende la raza humana se extinguiría.

Así que si no queremos en un futuro arrodillarnos y gritar al cielo ¿Por qué Dios, qué hecho yo para merecer esto? defendamos siempre ese manjar entre manjares, ese foco del universo: EL QUESO.

 

Foto: yololeo (cc)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies