El paraíso: Ruta por la Francia del queso - Queso y Recetas La Pasiega

El paraíso: Ruta por la Francia del queso

Francia es el paraíso, y no es que sea un país de colores llamativos donde campan por las praderas unicornios o caballos voladores, es el paraíso del queso donde pastan vacas, ovejas y cabras, de los cuales los franceses llevan tiempo haciendo alquimia y sacando oro de su leche, un manjar llamado queso.

Los francesParada para queso y pan en Francia.es tienen todos los ingredientes para ser la capital del reino del queso, por su cultura, por su conocimiento sobre él; así que os proponemos un viaje turístico por Francia, no os contaremos nuestras maravillosas vacaciones, pero si lo que palpamos del queso en nuestra ruta por Francia, la cual empezó por Burdeos, nuestra ansia por el queso nos hizo buscar tiendas de quesos y dimos con la Fromagerie Jean D´Alos donde nos hicimos con un queso de pasta blanda espectacular, del cual dimos buena cuenta en un área de descanso acompañado de un poco de pan que cogimos en una “boulangerie”, ¿a qué se parece al paraíso?

 

Tienda de quesos Jean d'Alos.

Tienda de quesos Jean d’Alos.

Nos dimos cuenta en nuestro inicio de viaje que no hace falta mucho tirar de Google para encontrar tiendas de queso, ya que en cada ciudad o pueblo hay un mercado con puestos de queso que le hacían a uno perder el sentido.

Mercados de Burdeos y Rennes.

Mercados de Burdeos y Rennes.

Tabla de quesos en la ruta por Francia.

Si comentábamos que Francia sería la capital de nuestro reino particular, que mejor que ir al Loira a ver sus espectaculares castillos. El Loira es una verdadera pasada y antes de seguir nuestro viaje, ¿qué os parece si nos comemos una tabla de queso en su capital Tours y nos apoderamos del castillo de Chenonceau o el de Chaumont o mejor del de Chambord para que sea el centro de nuestro reino quesero?.

 

Castillos del Loira en nuestra ruta francesa del queso.

Los fines de semana nos encantan a todos, pero en Francia las mañanas de los sábados y domingos en muchos pueblos tienen algo especial, en nuestra ruta por el Loira paramos una mañana en Amboise, había un gran ajetreo de coches y personas caminando, nos sorprendió que estas iban con cestas de mimbre en el brazo, y como dice el refrán; “¿dónde va Vicente? donde va la gente”, ahí nos adentramos y descubrimos algo maravilloso que después se repetiría a lo largo de nuestra ruta en diferentes pueblos, estamos hablando de los mercadillos. Diréis, bueno eso lo tienes en cualquier lado, discrepo, hoy en día los mercadillos de España están más llenos de bragas a 1€ y 2×1 en calzoncillos que de puestos de comida, de productos de calidad. Sí, aquellos donde hace años compraban nuestras abuelas.

En estos templos gastronómicos llamados mercadillos nos encontrábamos desde los típicos puestos de fruta y verdura o charcutería en general, hasta puestos solo de espárragos, setas, fuet, ostras, vino y cómo no, de quesos.Mercadillos gastronómicos en Francia.

¿Seguimos nuestra ruta? ¿Hacía donde vamos?, pues que mejor que ir a Normandía, tierra del Camembert, Livarot, Pont-L’Evêque, Neufchâte, para después adentrarnos en la maravillosa y mística Bretaña, algo tienen en común tres de las zonas que os hemos comentando y es que,  aunque Francia este repleta de granjas lecheras, el 46% de estas se encuentran en las regiones de Bretaña, Normandía y los departamentos del Loira.

Durante todo el viaje estaba deseando ver un letrero en la carretera que indicase ‘quesería’, cuando viajando por la Bretaña, en una carretera secundaria después de haber visitado el pueblo de Locronan, veo el cartel que indica ‘fromagerie’, se me abren los ojos y empezamos a dar vueltas hasta dar con una quesería perdida en un paraje que parecía de cuento.

La quesería que encontramos en nuestra ruta francesa.

La quesera que nos atendió nos dio a degustar los diferentes quesos que elaboraban con una cara de sorpresa como diciendo “¿cómo han llegado estos guiris hasta aquí?” .Entre los quesos había uno muy curioso, aunque a decir verdad quizás el más insípido, con algas.

Lo bueno de volver de un viaje por Francia es retornar por Burdeos y parar en sitios como Blaye (en una bodega o como no en un mercadillo) y hacer acopio de unas cuantas botellas de vino para poder maridar todos los quesos y algún que otro manjar que hayas adquirido.

Así debería ser tu mesa, como mínimo, tras unas vacaciones por Francia.

Compras gourmet en nuestra ruta por Francia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies