Salsa de queso al gusto - Queso y Recetas La Pasiega

Salsa de queso al gusto

receta-salsa-queso

Cuando preparamos un plato el queso puede ser el ingrediente dominante o un discreto condimento. Con las salsas de queso pasa exactamente los mismo, pueden tener un papel principal o uno secundario, esto no solo va a depender de nuestra forma de servirlo o de la cantidad que echemos, sino también del tipo de queso que utilicemos (intensidad) o el tipo de salsa.

Normalmente el tipo de salsa al que recurrimos para una ensalada, no es el mismo que para mojar unos Dips o si queremos acompañar una carne. Por eso os presentaremos a continuación una serie de recetas de salsas de queso.

Además os presentamos una salsa todo-terreno que puede utilizarse para cualquier comida y que la elaboramos en un minuto, ideal para aquellos que quieren pasar poco tiempo en la cocina o simplemente quieren un salsa rápida.

1. SALSA TODO-TERRENO

Esta salsa, que es como una llave maestra, vale para todo porque tiene dos peculiaridades, está buenísima y se hace en menos de un minuto.

¿Que necesitamos? Pues queso (un tipo o varios), un bol o taza y leche.

El queso: Podemos utilizar quesos tiernos, semicurados y aquellos curados que no tengan mucha curación (pasta del seco no muy seca). Esto lo aplicamos a todas la recetas que os vamos a presentar en este artículo.

Recomendamos: Queso Nata de Cantabria, Queso Ahumado La Pasiega, Queso azul, Mahón (poca maduración), Cremosuco a la cerveza, etc.

¿Como la elaboramos? Cortamos el queso en trozos (podemos utilizar diferentes tipos de queso, para hacer una salsa más especial y propia), lo ponemos sobre el bol o taza y le echamos una cucharada de leche (se utiliza para que no se solidifique el queso), un poco más si el queso que utilizamos es más seco. Lo metemos al microondas hasta que derrita y voilà cést fini, listo para servir.

2. SALSA DE QUESO PARA ENSALADAS

Esta salsa dará un toque original a nuestras ensaladas y aunque somos fieles defensores del buen aceite de oliva virgen y del vinagre esta vez lo sustituiremos por esta deliciosa salsa.

Ingredientes:

– 60 g queso.
– 2 cucharadas yogurt.
– 1 ó 2 cucharadas de nata espesa.
– 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva.
– Sal y pimienta.

¿Cómo la elaboramos?: Troceamos en trozos muy pequeños el queso, y lo mezclamos con el yogur y la nata hasta que quede homogéneo. Agregue poco a poco el aceite y añada sal y pimienta al gusto.

Recomendamos hacerla con queso azul o quesos tiernos con aromas particulares como el Cremosuco a la Cerveza.

3. SALSA PARA DIPEAR O PASTAS

Esta salsa es ideal para dipear o añadir a la pasta, aunque en el caso de esta última muchas veces utilizando un queso que sea fundente nos va a las mil maravillas y nos olvidamos de elaborar salsas.

Ingredientes:

– Mantequilla.
– Leche.
– Harina.
– Queso.
– Sal.

¿Cómo la elaboramos? Se hace igual que si hiciésemos una bechamel, añadimos un trozo de mantequilla a la sartén (o una cucharada de aceite), cuando haya fundido y esté caliente añadimos una o dos cucharadas de harina, removemos bien y cuando haya tostado un poco le adicionamos una taza de leche y removemos para que vaya espesando. A continuación le echamos el queso y un poco de sal (podemos añadirle también alguna especie) y una vez este haya fundido lo sacamos del fuego y listo para dipear. ¿Verdad que os viene a la cabeza unos deliciosos nachos con guacamole y esta maravillosa salsa…?

Recomendamos: Queso Nata de Cantabria. O con una mezcla de 4 quesos diferentes, podemos hacer una salsa 4 quesos de  la casa alucinante.

4. SALSA PARA CARNE

Lo importante de las salsa de queso y en especial aquellas que utilizamos para carne es que no nos empalaguen o eliminen el sabor en exceso de lo que estamos comiendo, y esto en la carne se acentúa. Por eso os recomendamos utilizar tanto la salsa todo-terreno como esta salsa para carne que hará las delicias de cualquier comensal.

Ingredientes:

– Media cebolla.
– Aceite de Oliva.
– Vino blanco.
– Nata liquida.
– Queso.

¿Cómo la elaboramos?

  1. Picamos media cebolla.
  2. Rehogamos la cebolla con aceite de oliva.
  3. Después de rehogar la cebolla añadimos un vaso de vino blanco.
  4. Dejamos que se reduzca el vino y añadimos la nata.
  5. Mientras lo dejamos un poco al fuego vamos rallando el queso.
  6. Añadimos el queso y removemos durante 2 minutos.
  7. Retiramos del fuego y batimos la salsa con la batidora.

Recomendaciones: Quesos semicurados, Queso Curado La Pasiega o porqué no, un queso azul que aderece unos buenos escalopines.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies